¿Qué es el contrato social?


¿Qué es un Contrato Social?


lunes, 18 de julio de 2022

La contribución de Thomas Hobbes, Jean-Jacques Rousseau y John Locke a las investigaciones jurídicas fue amplia. Descubre qué es el contrato social y cuáles fueron los aportes de estos autores a esa teoría.




La teoría del contrato social especifica que el Estado es quien debe ser garante de que los derechos ciudadanos se cumplan. 

¿En qué consiste el contrato social?

El concepto de contrato social se utiliza tanto en Derecho y Leyes como en otras disciplinas afines, tales como filosofía política. Se denomina contrato social a aquella teoría política que plantea y explica el origen y propósito del Estado. A su vez, aborda las cuestiones relacionadas con los Derechos Humanos.

La teoría del contrato social está basada en la idea de que existe un acuerdo entre los miembros de la sociedad que está íntimamente relacionado con sus deberes y derechos. A su vez, plantea que hay un Estado que se encuentra dotado de autoridad para gobernar de acuerdo a un conjunto de normas morales y leyes que se establecen.

Si se busca una forma de explicarlo de manera más sencilla, podría decirse que es el acuerdo entre los integrantes de una sociedad, dando nacimiento al Estado.

¿Cómo Surge?

A Jean-Jacques Rousseau (1712-1778), filósofo y escritor suizo, se le atribuye la principal formulación de esta teoría. Rousseau fue uno de los principales referentes de la Ilustración europea y sus ideas influyeron ampliamente, en 1789, en el surgimiento de la Revolución Francesa

Sin embargo, si se busca en documentos antiguos, es posible encontrar ideas semejantes. Por ejemplo, en La República de Platón (427-347 a.C), filósofo griego o en las Máximas capitales de Epicuro (341-279 a.C), se pueden encontrar conceptos ligados a la naturaleza egoísta y violenta que dio origen al ser humano.

Era crucial establecer un pacto de convivencia para que la civilización se fundara y subsistiera. 

Hobbes y Locke

Thomas Hobbes (1588-1679), junto a John Locke (1632-1704), fueron dos autores ingleses que aportaron, a su vez, de manera considerable a esta teoría.

El pacto que se describe en el contrato social no es un pacto explícito. No se puede encontrar en la historia de la humanidad la firma de ese acuerdo, ya que es un acuerdo tácito, social e imaginario. En esas circunstancias nació el Estado: reclamando los deberes. Sin embargo, el modo de entender el Estado ha cambiado a lo largo de los años. 

Aportes al contrato social de Thomas Hobbes

Hobbes representaba al Estado con el Leviatán, un monstruo invencible. Se cuestionaba sobre quién debía ejercer la soberanía del Estado, si debía ser el Rey o el Parlamento. Concluyó que siempre es necesario algún contrato a nivel social que garantice la paz entre los ciudadanos. 

El Estado como poder central es esencial. Los ciudadanos debían renunciar a su derecho a la violencia para ser capaz de sostener la paz. 

Aportes al contrato social de John Locke

Para Locke el ciudadano sacrifica su derecho a defenderse con el fin de que el Estado lo haga por él.

Percibe al ser humano como una criatura de Dios. Por lo tanto, su vida no le pertenece a sí mismo, sino al creador. Sin embargo, como el hombre convive con otros, es necesario que se juzgue qué hacer en caso de que alguien violente el derecho de otra persona a existir. Para eso se creó el contrato social.

El contrato social tenía la finalidad de crear la justicia como institución. El poder no debía ser detentado por una autoridad única, como en las monarquías absolutas, sino que debía constituirse por un parlamento.

Aportes al contrato social de Jean-Jacques Rousseau

Rousseau cuestionaba el orden de la sociedad propuesto por la monarquía. Llevó este pensamiento a su cúspide, con El contrato social (1762). Tomó algunos de los puntos individualistas de Locke, pero asumió su propia distancia. Rousseau dedicó su vida a observar una sociedad en la que privaba la monarquía absoluta.

Gracias a eso llegó a conclusiones que fueron fundamentales sobre el vínculo que se establecía entre el soberano y los súbditos. No se producía por sometimiento o sumisión. La gente voluntariamente admitía la soberanía del Rey y, a cambio, recibía una serie de beneficios por el intercambio social.

Las ideas de Rousseau sirvieron para inspirar la Revolución Francesa. En ella se destruyó el Antiguo Regimen y se creó una República.

Estudiar Derecho

Si te apasionan las teorías filosóficas aplicadas a lo jurídico y te gustaría estudiar Derecho y Leyes, en Escuelas de Derecho de México encontrarás una amplia variedad de ofertas académicas que pueden ser de tu interés.


Para obtener más información completa el formulario que se encuentra disponible en este sitio y un asesor estudiantil se comunicará a la brevedad.






Solicita Información



Al solicitar informes autorizo a escuelasdederecho.mx, a sus dependientes, subcontratados o asociados a contactarme para asesorarme en relación a cualquiera de las universidades y programas existentes en el territorio mexicano.